Región Arica y Parinacota

La Región de Arica y Parinacota, es la más septentrional de las quince regiones en las que se encuentra dividido Chile. Limita al norte con el Perú, al sur con la Región de Tarapacá, al este con Bolivia y al oeste con el océano Pacífico.

Cuenta con una superficie de 16.800 km² y una población de 213.816 habitantes según el censo realizado el año 2012 en el país. La región está compuesta por las provincias de Arica y Parinacota, y la capital regional es la ciudad de Arica. La Región de Arica y Parinacota fue creada el 8 de octubre de 2007, segregando su territorio de la antigua Región de Tarapacá, al entrar en vigor la ley Nº 20.175.

La Región de Arica y Parinacota, que tiene por capital a la ciudad de Arica, para efectos del gobierno y administración interior, se divide en 2 provincias:
• Provincia de Arica, cuya capital es Arica.
• Provincia de Parinacota, cuya capital es Putre.

Para los efectos de la administración local, las provincias están divididas a su vez en 4 comunas en total regidas por su respectiva municipalidad.

Debido a su ubicación, es una región de características desérticas. Su geografía está compuesta por 5 franjas longitudinales demarcadas claramente. Las llanuras costeras son escasísimas y casi inexistentes, a excepción de Arica, debido a la presencia de la Cordillera de la Costa, que nace en el cerro Camaraca, a 30 km al sur de la Línea de la Concordia. Esta cordillera no tiene grandes alturas pero cae abruptamente al mar. La Depresión Intermedia alcanza unos 40 kilómetros de ancho y 500 de longitud. Esta depresión es cortada por quebradas, los únicos cauces hídricos de la región, destacándose Azapa, Lluta, Camarones y Vítor. Entre las quebradas se forman las denominadas pampas. La Cordillera de los Andes se divide en dos brazos: uno oriental que recorre Bolivia y el Occidental que pasa por Chile. Acá se encuentran varios volcanes activos que se elevan sobre los 6.000 metros de altitud, como el Parinacota, el Pomerape y el Guallatiri. El altiplano andino, que se ubica entre los cordones oriental y occidental, posee un promedio de 4.000 metros de altitud. Aquí se encuentran varios ríos y lagunas endorreicas (ríos Caquena, Lauca, Isluga y Cariquima, lago Chungará y las lagunas Parinacota, Cotacotani y Blanca), lo que produce la existencia de salares como el salar de Surire, y de bofedales. En ellas existe una gran biodiversidad, destacándose animales como las llamas, guanacos, vicuñas, alpacas y flamencos, y flora como la llareta. La altitud genera en muchas personas el llamado mal de altura o puna, debido a la presión atmosférica más baja que la que están acostumbrados.

El clima es notoriamente diferente entre la costa, las pampas y el altiplano. En la costa, se respira un ambiente templado, con abundante humedad y escasas precipitaciones, manteniéndose durante todo el año con temperaturas extremas entre los 15 ºC y 30 ºC dependiendo de la estación, esto con una mínima oscilación térmica diaria. Hay también abundante nubosidad litoral, la cual penetra en las pampas y conforma una espesa niebla conocida en la zona como camanchaca. El altiplano presenta cambios muy bruscos de temperatura, variando desde los 35 ºC de temperatura en el día a los -20 ºC durante la noche. En el desierto ocurre algo semejante, pero nunca con temperaturas tan bajas. Las precipitaciones son prácticamente nulas, pero las pocas existentes ocurren normalmente en la puna andina durante el verano austral (febrero). Este efecto es conocido como invierno altiplánico o alta de Bolivia.

En el sector costero las temperaturas son gratas, con variaciones diarias y estacionales poco marcadas. Hacia el interior, considerando como desierto absoluto, la sequedad atmosférica es extrema y las oscilaciones térmicas diarias son muy amplias.
Según los primeros datos aportados por el Censo 2012 del INE, la región está poblada por 230.000 habitantes. Su densidad alcanza a los 11,2 habitantes por km².

Esta región concentra la mayor población aimara y una importante cantidad de inmigrantes del Perú, Bolivia y de descendientes de asiáticos.
A nivel de ciudades, las más pobladas son:
• Arica, con 210.000 habitantes (censo 2012)
• Putre, con 1.235 habitantes.

La economía de la región se basa principalmente en la extracción de recursos naturales, especialmente mineros y pesqueros.
A fines del siglo XIX, la principal riqueza de esta región era el salitre, siendo a la vez el principal producto exportador de la nación.
También destacan la extracción de otro tipo de minerales, como el azufre del volcán Tacora y la diatomita.

La abundancia de recursos pesqueros (especialmente anchoveta y jurel) ha convertido a este rubro en uno de las principales fuentes de ingresos. Sin embargo, el efecto del Fenómeno del Niño ha producido grandes pérdidas en este ámbito.
La agricultura y ganadería son casi nulas, debido a la aridez de las tierras. Sin embargo, existen ciertos cultivos en las zonas de quebradas, especialmente aceitunas, cítricos y mangos, además de la ganadería de auquénidos.

El comercio es importante, pues la región es el paso de los productos chilenos hacia los países del norte como Perú y Bolivia y hacia Brasil, debido al corredor interoceánico existente. La actividad turística es muy importante, debido a poseer algunas de las mejores playas del país, la temperatura de sus aguas, la belleza del altiplano. Posee uno de los mejores desarrollos turísticos a nivel nacional. Destacan el Parque Nacional Lauca, el casino de juego de Arica y la playa Chinchorro en la capital regional.

ÁREAS TEMÁTICAS:

Seleccione la región de su interés

mapchile